Carta de renuncia | Qué es y cómo debe hacerse

¿Tomaste la decisión de dejar de prestar servicios a una empresa? Para nadie es un secreto que debes pasar lo que se conoce como una carta de renuncia o carta de dimisión. Aunque puede parecer un acto sencillo, esta esquela debe contar con aspectos necesarios para evitar inconvenientes en el futuro. A continuación, descubre qué es y cómo hacer para validar tu disposición.

¿Qué es una carta de renuncia?

Qué es una Carta de renuncia

Una carta de renuncia es un documento oficial que certifica el cese de la relación laboral con una empresa. Es una manera formal de presentar la renuncia al puesto de trabajo ya sea por una decisión personal, enfermedad, emprendimiento o cualquiera de las razones que el empleado tenga. Por lo general, es una carta voluntaria que se dirige al responsable de Recursos Humanos o al jefe inmediato, después de comunicarlo de forma oral.

Según el tipo de compañía, una carta de renuncia debe contar con ciertos parámetros establecidos en la ley o en los reglamentos internos. En la mayoría de los casos, hay un plazo fijado que debe respetarse, lo que se conoce como preaviso y que puede llegar a tomar como mínimo 15 días. Además, se debe entregar por duplicado y recibir una copia firmada por el jefe de Recursos Humanos.

La ventaja de este documento es que brinda una mejor capacidad para gestionar todo lo relacionado con la liquidación. Asimismo, permite terminar la relación de trabajo de forma sencilla, amable y afable, por lo que las puertas quedan abiertas para una futura colaboración.

Cómo hacer una carta de renuncia: Elementos a tener en cuenta

Cómo hacer una Carta de renuncia

En una relación laboral, ambas partes cuentan con el derecho de finalizar cuando lo deseen. Si lo hace el trabajador, este debe pasar una carta de renuncia breve, clara, precisa donde se declare la decisión de culminar la relación de manera voluntaria. Para que se efectúe de la mejor manera, es importante tener en cuenta los siguientes elementos:

Requisitos legales

Es importante conocer los lineamientos de la empresa y de la Ley del Trabajo para no vulnerar algunas de las disposiciones establecidas. Generalmente, se recomienda pasar la esquela con tiempo de anticipación, entregar una copia del documento para que sea firmada como recibida y entregada al trabajador. De igual manera, debe haber un consentimiento de ambas partes.

Redacción limpia

En este respecto es de vital importancia ir al grano y no aportar detalles sin importancia, pues no es momento para elogios o quejas, aunque se puede dejar claro el agradecimiento. Para ello ten en cuenta:

  • No es un escrito personal, debe ser formal y con una actitud positiva.
  • Conjugar los verbos en primera persona del presente y evitar las faltas de ortografía.
  • Incluir todos los datos personales e información de contacto como correos electrónicos o teléfono.
  • Colocar los datos de la empresa y de la persona o departamento a quien dirige la carta.
  • Redactar en letra Times New Roman, de 12 puntos y con el texto justificado. Estos datos técnicos mejoran la presentación de la carta.

Estructura y forma de la carta de renuncia

Se recomienda que en mayor o menor medida, esta tenga 3 o 4 párrafos donde se exponga todo lo necesario de forma breve. En este respecto, la información se puede estructurar de la siguiente manera:

  • A pesar de que haya cierta confianza con el superior, el saludo debe dirigirse de manera profesional, evitando coloquialismo.
  • El primer párrafo deja claro la fecha prevista para culminar la relación de trabajo y los motivos de la renuncia. Se puede explicar de forma breve, por ejemplo, por una oferta laboral, enfermedad, cuidado de un familiar, entre otras.
  • Un segundo párrafo puede ser para agradecer el tiempo trabajado y el apoyo recibido por parte de la empresa.
  • El párrafo tres debe mostrar la disposición del trabajador a colaborar con todo lo necesario para la transición del puesto de trabajo.
  • En el último, se realiza una despedida formal y sencilla, lo que se complementa con la firma del trabajador.

En conclusión, la carta de renuncia es un documento que notifica el cese de una relación laboral. Debe ser voluntaria, precisa, breve e informativa, es decir, en pocas líneas bien redactadas indicar las razones de la decisión. Además, se debe comunicar a tiempo para que la empresa o el empleador tomen las previsiones necesarias.

Deja un comentario