Carta de renuncia | Qué es y cómo debe hacerse

¿Tomaste la decisión de dejar de prestar servicios a una empresa? Para nadie es un secreto que debes pasar lo que se conoce como una carta de renuncia o carta de dimisión. Aunque puede parecer un acto sencillo, esta esquela debe contar con aspectos necesarios para evitar inconvenientes en el futuro. A continuación, descubre qué es y cómo hacer para validar tu disposición.

¿Qué es una carta de renuncia?

Qué es una Carta de renuncia

Una carta de renuncia es un documento oficial que certifica el cese de la relación laboral con una empresa. Es una manera formal de presentar la renuncia al puesto de trabajo ya sea por una decisión personal, enfermedad, emprendimiento o cualquiera de las razones que el empleado tenga. Por lo general, es una carta voluntaria que se dirige al responsable de Recursos Humanos o al jefe inmediato, después de comunicarlo de forma oral.

Según el tipo de compañía, una carta de renuncia debe contar con ciertos parámetros establecidos en la ley o en los reglamentos internos. En la mayoría de los casos, hay un plazo fijado que debe respetarse, lo que se conoce como preaviso y que puede llegar a tomar como mínimo 15 días. Además, se debe entregar por duplicado y recibir una copia firmada por el jefe de Recursos Humanos.

La ventaja de este documento es que brinda una mejor capacidad para gestionar todo lo relacionado con la liquidación. Asimismo, permite terminar la relación de trabajo de forma sencilla, amable y afable, por lo que las puertas quedan abiertas para una futura colaboración.

Cómo hacer una carta de renuncia: Elementos a tener en cuenta

Cómo hacer una Carta de renuncia

En una relación laboral, ambas partes cuentan con el derecho de finalizar cuando lo deseen. Si lo hace el trabajador, este debe pasar una carta de renuncia breve, clara, precisa donde se declare la decisión de culminar la relación de manera voluntaria. Para que se efectúe de la mejor manera, es importante tener en cuenta los siguientes elementos:

Requisitos legales

Es importante conocer los lineamientos de la empresa y de la Ley del Trabajo para no vulnerar algunas de las disposiciones establecidas. Generalmente, se recomienda pasar la esquela con tiempo de anticipación, entregar una copia del documento para que sea firmada como recibida y entregada al trabajador. De igual manera, debe haber un consentimiento de ambas partes.

Redacción limpia

En este respecto es de vital importancia ir al grano y no aportar detalles sin importancia, pues no es momento para elogios o quejas, aunque se puede dejar claro el agradecimiento. Para ello ten en cuenta:

  • No es un escrito personal, debe ser formal y con una actitud positiva.
  • Conjugar los verbos en primera persona del presente y evitar las faltas de ortografía.
  • Incluir todos los datos personales e información de contacto como correos electrónicos o teléfono.
  • Colocar los datos de la empresa y de la persona o departamento a quien dirige la carta.
  • Redactar en letra Times New Roman, de 12 puntos y con el texto justificado. Estos datos técnicos mejoran la presentación de la carta.

Estructura y forma de la carta de renuncia

Se recomienda que en mayor o menor medida, esta tenga 3 o 4 párrafos donde se exponga todo lo necesario de forma breve. En este respecto, la información se puede estructurar de la siguiente manera:

  • A pesar de que haya cierta confianza con el superior, el saludo debe dirigirse de manera profesional, evitando coloquialismo.
  • El primer párrafo deja claro la fecha prevista para culminar la relación de trabajo y los motivos de la renuncia. Se puede explicar de forma breve, por ejemplo, por una oferta laboral, enfermedad, cuidado de un familiar, entre otras.
  • Un segundo párrafo puede ser para agradecer el tiempo trabajado y el apoyo recibido por parte de la empresa.
  • El párrafo tres debe mostrar la disposición del trabajador a colaborar con todo lo necesario para la transición del puesto de trabajo.
  • En el último, se realiza una despedida formal y sencilla, lo que se complementa con la firma del trabajador.

En conclusión, la carta de renuncia es un documento que notifica el cese de una relación laboral. Debe ser voluntaria, precisa, breve e informativa, es decir, en pocas líneas bien redactadas indicar las razones de la decisión. Además, se debe comunicar a tiempo para que la empresa o el empleador tomen las previsiones necesarias.

Prestaciones de ley | Todo lo que necesitas saber

¿Conoces las prestaciones de ley a las que tienes derecho? Una oferta laboral debe contar con un salario digno, proyecciones y utilidades que todo aspirante debe saber para establecer una relación con el empleador. Estos son aspectos que contempla la normativa vigente, que permite velar por la seguridad de los trabajadores. A continuación, descubre algunos de los beneficios establecidos que todo personal debe saber.

¿Qué son las prestaciones de ley?

Qué son las prestaciones de ley

Se conocen como prestaciones de ley a los derechos que tiene un trabajador al momento en el que es contratado por un empleador para prestar un servicio físico o intelectual. Se trata de beneficios adicionales al pago o salario estipulado en el contrato y que se encuentran contemplados en la ley para seguridad de los trabajadores.

Existen dos tipos de prestaciones, la que está enmarcada en la ley, que son básicas, y las que son superiores a la ley. Las primeras hacen referencia a aquellas que todo empleador debe cumplir como mínimo con su personal, a menos que haya un acuerdo de no observancia entre las partes. En el caso de las superiores a la ley, son aquellas que no son obligatorias y que se ofrecen en función de la voluntad o posibilidades del empleador.

¿Cuáles son las prestaciones de ley registradas en la Ley del Trabajo?

Cuáles son las prestaciones de ley

En México, organizaciones como la (PROFEDET) Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo o la (AMECH) Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano se encargan de la regulación y cumplimiento de los derechos de los trabajadores. Ante la presencia de estos organismos, es necesario que toda empresa ofrezca de manera obligatoria los siguientes beneficios:

Aguinaldos

Se conoce como aguinaldo al pago realizado en el mes de diciembre a todos los trabajadores de la empresa. La cantidad a pagar es el equivalente a 15 días de trabajo si este cuenta con más de 1 año de servicio en la empresa. En caso de que tenga menos tiempo, se le pagará lo equivalente a este tiempo.

Vacaciones y prima vacacional

Después de cumplir el año de trabajo, todo empleado tiene derecho a 6 días de vacaciones remuneradas. La cantidad de días se van incrementando a medida que pasa el tiempo en la empresa prestando servicios. En lo que se refiere a la prima vacacional, el artículo 80 de la Ley del Trabajo estipula que esta debe ser igual o superior al 25 % abonado por las vacaciones.

Prima dominical y día de descanso semanal

Otra de las prestaciones de ley establecidas es la prima dominical. Esta es una cantidad extra del 25% que se debe aportar a todo trabajador que labore un día domingo. Además, por cada seis días trabajados, cada trabajador tiene derecho a uno de descanso obligatorio y si este es trabajado, debe ser pagado doble por el servicio prestado.

Seguridad social

Todo trabajador que tenga contrato, debe ser incorporado al Instituto Mexicano de la Seguridad Social (IMSS). De esta manera, se asegura que el trabajador reciba asistencia médica y pueda gestionar otro tipo de ayudas.

En este particular, se incluye la licencia por maternidad, que es un período de 12 semanas de descanso que le da a la madre para que cuide de su hijo y se recupere después del parto. Si es por adopción, las madres tienen derecho a seis semanas de descanso. La licencia por paternidad incluye 5 días, sea por nacimiento o adopción.

Otras prestaciones de ley

Otros beneficios que se resumen dentro de lo denominado prestaciones de ley de carácter obligatorio son:

  • Prima por antigüedad: Se refiere a un pago de 12 días de salario por año de servicio. Este beneficio se otorga al tener 15 años de relación laboral y por diversas razones se rompe, por despido justificado o injustificado o muerte del trabajador.
  • Utilidades: En caso de que existan, cada trabajador recibe una parte de las ganancias extras de la empresa.
  • Prestaciones por renuncia: Si se decide romper la relación laboral, el trabajador tendrá derecho a los días laborados y no pagados, aguinaldo, vacaciones, prima vacacional, utilidades adeudadas y prima por antigüedad.

En conclusión, las prestaciones de ley son un tipo de beneficio que se contemplan en la legislación para proteger a los trabajadores. Lo ideal es que cada empresa cuente con este tipo de beneficios, de lo contrario, puede incurrir en faltas graves.

Finiquito por defunción | Qué es y cómo se calcula

Una de las razones por la que puede ocurrir el cese de una relación laboral es la muerte del trabajador. En este caso se generan una serie de obligaciones para el empleador, quien debe pagar a los familiares los beneficios que le correspondían a la víctima por la prestación de sus servicios. A continuación, conoce qué es un finiquito por defunción, los deberes patronales y cómo se calculan.

¿Qué es un finiquito por defunción?

Cómo es el finiquito por defunción

Un finiquito por defunción es la acción de finiquitar una relación laboral, en términos de beneficios, por la muerte del trabajador. Se trata de una indemnización que reciben los familiares de la víctima por este haber prestado servicios durante cierto tiempo. La forma en cómo se tramita este derecho depende de las causas del suceso, si es un accidente laboral o por una causa externa a la empresa.

En caso de accidentes laborales, si el trabajador está debidamente inscrito en el Instituto Mexicano de la Seguridad Social (IMSS), este lo releva de los pagos y responsabilidades causadas por la muerte. Si el trabajador no se encontraba registrado, la empresa debe hacerse cargo de este beneficio.

Deberes de los patrones ante la muerte de un trabajador

Ante la muerte de un colaborador, las obligaciones que se deben gestionar son diversas. Independientemente del tipo de muerte que haya tenido, es importante informar al IMSS del fallecimiento del empleado en un lapso no superior a los 5 días. De esta manera, se puede gestionar la siguiente tramitación:

  • Si el trabajador se encontraba registrado en el Seguro Social, este se encarga de emitir un beneficio correspondiente a dos meses de salario para gastos funerales. Asimismo, se le brinda asistencia a los familiares que lo requieran, por ejemplo, la viuda.
  • Ayudar a la seguridad social a gestionar el tipo de pensión que corresponde, sea por viudez, orfandad o ascendencia. Los montos pueden variar en función de la muerte del trabajador, si es por accidente laboral o por motivos ajenos al entorno de trabajo.
  • Si el trabajador no se encontraba inscrito en el IMSS, el empleador debe cubrir dos meses de salario para gastos funerarios y una indemnización equivalente a 5.000 días trabajados según lo previsto en la Ley Federal del Trabajo.
  • Además, se debe realizar el cálculo del finiquito donde se incluye vacaciones, días trabajados y no cancelados, prima por antigüedad y otros beneficios pendientes.
  • Para evitar los inconvenientes relacionados con los pagos, todos los beneficios se deben tramitar a través de la JCA o Junta de Conciliación y Arbitraje. Los familiares y beneficiarios cuentan con un año, posterior a la muerte, para comunicarse e iniciar el procedimiento respectivo.

Cómo calcular el finiquito

Cómo calcular el finiquito por defunción

Además de todos los beneficios extras que se deben tramitar al fallecer un familiar, es importante solicitar el finiquito por defunción. Este contempla todos los derechos que el trabajador obtuvo hasta el momento de la muerte, por lo que se incluyen:

  • Cancelación de todos los días laborados y que no han sido pagados hasta el momento de la defunción.
  • Los días de aguinaldo correspondientes, la cual se obtiene dividiendo los 15 días reglamentarios entre 365 días del año. Ahora, los días trabajados hasta la actualidad se multiplican por el resultado anterior y luego por el salario diario.
  • En el caso de las vacaciones, se divide los 6 días reglamentarios entre los 365 días del año. El resultado se multiplica por los días trabajados hasta el momento del fallecimiento. A este valor se le suma un 25% por pago de prima vacacional.
  • Se debe incluir en el finiquito por defunción una prima por antigüedad, el pago de 12 días de trabajo por cada año de servicio. Para su cálculo, se divide el sueldo mensual entre los 20 días laborables del mes, el resultado se multiplica por 12 y el producto por los años trabajados.

Cabe destacar que todos los beneficios pueden variar según el tipo de muerte que haya sufrido la víctima y el sueldo que devengaba. En todo caso, se debe mostrar constancia de los recibos de nómina, los años trabajados y todo lo referente a un cálculo de finiquito tradicional.

En conclusión, el finiquito por defunción es un tipo de beneficio que reciben los familiares por la colaboración de la víctima con la empresa durante un tiempo determinado. Es un derecho registrado en la ley que se debe respetar.

Finiquito Banamex | Qué es y cómo obtenerlo

Muchas personas en cualquier momento de su vida se han enfrentado a un problema de liquidez económica. En estos casos, es muy común acudir al banco para solicitar ayuda y poder saldar algunas deudas o enfrentar cierto tipo de situación. Si ya liquidaste este compromiso, es importante contar con los recursos que así lo certifiquen. En este post, conoce qué es un finiquito Banamex y apunta los pasos para obtenerlo.

¿Qué es un finiquito Banamex?

Qué es el finiquito Banamex

Se conoce como finiquito a un tipo de documento en el que consta que liquidaste una deuda, compromiso o una relación de trabajo. Una carta finiquito o un finiquito Banamex es un recurso o herramienta que se le solicita al banco para que deje constancia de que los compromisos entre acreedor y deudor se han finalizados, por lo que ya no existe una deuda o relación financiera entre ambas partes.

En otras palabras, se puede decir que es el comprobante de pago que indica que no hay saldos pendientes y que la deuda desapareció. Es una solicitud que realiza el deudor al finalizar las cuotas de pago, por ejemplo, al cancelar las tarjetas de crédito o algún apoyo económico suministrado.

Cabe destacar que es un documento de gran importancia, pues ha ocurrido en muchos casos que, después de cancelar la última cuota,  los intereses se siguen acumulando, generando un nuevo compromiso. Con este instrumento, este inconveniente no es posible pues certifica la liquidación de la deuda.

Cómo solicitar la carta finiquito en Banamex

La mejor manera de solicitar y obtener el finiquito Banamex es acudiendo directamente a una de las sucursales. Allí, es necesario que solicites la información detallada según el tipo de crédito que posees y las formas de pago. En la mayoría de los casos, debes seguir las siguientes instrucciones:

  • Acudir al banco con una copia de la identificación oficial y una copia del recibo de liquidación. Si otra persona realiza el trámite por el deudor, debe llevar un poder notarial.
  • Realizar la solicitud formalmente.
  • En caso de solventar la deuda con algunas de las ofertas realizadas por el banco, es necesario realizar el pago acordado.
  • Luego, ingresar al sitio web y en la sección de apoyos Banamex, pulsar sobre la pestaña Imprime tu carta. En esta debes colocar algunos datos e imprimir el documento.
  • Después de tramitar la carta convenio, debes esperar a que el estado de cuenta quede en 0.
  • Es probable que de forma inmediata o después de unos 30 o 40 días puedas recibir el tan anhelado finiquito Banamex.

Esta solicitud debe realizarse lo más próximo después de realizar el último pago, pues pueden surgir inconvenientes. En cualquiera de los casos, es importante que durante todo este tiempo y posteriormente, revises los estados de cuenta para evitar que se realicen cargos por algún error.

Importancia de tener el finiquito

Cómo obtener finiquito Banamex

La importancia de solicitar y tener el finiquito Banamex en las manos es contar con la certificación de que la deuda ha sido liquidada. Esta sirve como garantía de pago, lo que puede servir para optar a nuevos créditos y, en caso de que se siga acumulando pagos por intereses, demostrar que es un error. Otras ventajas son:

  • Es posible tomar el control de las finanzas y empezar a usar el dinero de forma sabia, ahorrando para momentos de contingencias.
  • Si lo deseas, puedes tomar un respiro de las obligaciones, incluyendo las tarjetas de crédito. La mejor manera es solicitar este recurso y asegurarte de que no posees deudas con la entidad.
  • Sirve como recaudo para poder mostrar la capacidad de pago en otra agencia bancaria o ante una empresa de préstamos y créditos.
  • Puedes acceder sin dificultad a distintos créditos y tasas preferenciales con alternativas de financiamiento.
  • Lo mejor de todo, no recibirás más llamadas del departamento de cobranza. Esto permitirá concentrar la mente y tiempo en cosas de importancia.

En resumen, saber qué es y cómo obtener el finiquito Banamex te ayuda a disfrutar las ventajas de cumplir un compromiso. Es un documento que sirve de garantía para evitar seguir abonando la deuda por error y que permite acceder a otros créditos, en caso de que lo necesites.

Cómo liquidar a un trabajador correctamente

¿Sabes cómo liquidar a un trabajador correctamente? Contrario a lo que se cree, esta es una de las labores más difíciles que existen, debido a que, además de una carga emocional, se contraen obligaciones legales muy demandantes. Sin dudas, es un trámite que debe afrontarse con humanidad y empatía. A continuación, descubre algunos aspectos a tomar en cuenta y supera el desafío con confianza.

¿Qué es una liquidación laboral?

Que es una liquidación laboral

Luego de tomar la decisión de liquidar un trabajador, independientemente de las causas, todo empleador tiene compromisos con la ley. La liquidación laboral es una indemnización que el patrón está obligado a dar al trabajador cuando las causas de la anulación de la relación laboral recaigan sobre el empleador. No debe confundirse con finiquito, que es cuando ambas partes asumen la renuncia o despido del colaborador.

Todas las causas de despido de un trabajador, sin responsabilidad para el patrón, se encuentran descifradas en la Ley Federal del Trabajo. En el artículo 47, se mencionan todas las circunstancias, entre las cuales destacan la falta de tres días al trabajo en un mes sin justificante o la realización de actos violentos hacia sus compañeros, entre otros.

Si las causas del cese de la relación laboral no están contenidas en este artículo, el trabajador puede solicitar la liquidación. Se aplica también en aquellos casos donde hay una reestructuración del área y el puesto del trabajador no existe, o cuando el trabajador renuncia por falta del empleador, por ejemplo, al reducir el sueldo.

Cómo liquidar a un trabajador correctamente: Obligaciones establecidas en la ley

Si la liquidación procede tal como lo establece la ley, el empleador se encuentra en la obligación de pagar al trabajador todos los beneficios pendientes hasta el momento del cese laboral. En este particular, se debe tener en cuenta:

  • Pago de tres meses de salario por concepto de indemnización, más 20 días de sueldo por cada año de servicio prestado y los días laborados que aún no se han pagado.
  • Cancelación de una prima por antigüedad, que consiste en 12 días de salario por cada año de servicio. Para ello, se multiplica el salario diario por los 12 días establecidos y luego por los años de servicio.
  • Se debe incluir el equivalente al aguinaldo que, según la ley, es de 15 días al año en el mes de diciembre. Para su cálculo, se multiplica los 15 días por el salario diario y se suma a los otros beneficios.
  • El cálculo de las vacaciones incluyen 6 días obligatorios más dos que se incluyen por cada año trabajado hasta llegar a 5 años, donde se incluyen 2 días más cada 5 años. A este valor, se le debe incluir una prima vacacional del 25% al salario que corresponda por vacaciones.
  • Prestaciones: Si la empresa genera utilidades hasta el momento de la liquidación, las prestaciones pendientes se deben cancelar dentro del monto de liquidación.

Consejos para liquidar correctamente a un trabajador

Consejos para liquidar a un trabajador

Sea por las razones que sean, despedir a un trabajador es una decisión difícil y se vuelve complicada al momento de comunicárselo. Por tal razón, los expertos recomiendan tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Se debe tener máxima confidencialidad. No es prudente que personas que no intervienen en el proceso o en la toma de decisiones conozcan los hechos, pues es contraproducente para la plantilla de trabajadores.
  • Evitar los rodeos o dar la noticia de manera evasiva. Lo ideal es que en la reunión se le comunique la noticia de forma directa, proporcionando la información de manera concisa y clara.
  • Ser respetuoso con el trabajador. Lo ideal es dar una valoración de su desempeño con tacto y de manera formal.
  • Es recomendable que haya testigos en la reunión. La reacción de la persona frente a la noticia de la liquidación puede verse perturbada, la presencia de otras personas sirve como elemento de disuasión.
  • Calcular correctamente todos los beneficios estipulados en la ley e indicarlos en el documento de forma clara. De esta manera, se evitan problemas de orden legal con los organismos correspondientes.

En conclusión, puede ser un reto saber cómo liquidar a un trabajador correctamente, sin embargo, es una práctica que con el paso del tiempo se domina. Lo ideal es actuar con humanidad, sinceridad y empatía, de manera que se puedan evitar inconvenientes en el futuro.

Despido por faltas | Qué es y qué implica

La Ley Federal del Trabajo tiene como finalidad proteger a los empleados de abusos y explotaciones por parte de los patrones. Sin embargo, también cuenta con cláusulas y normas que protegen al empleador del abuso de confianza que pueden tener algunos trabajadores. En este post, conoce el despido por faltas y descubre qué significa, pues es una de las causas de destitución más común en casi todo el mundo.

¿Qué es el despido por faltas?

Me pueden despedir por faltar tres días al trabajo

Se conoce como despido por faltas a aquel tipo de destitución del empleo que se produce al llegar a tres inasistencias en un período de 30 días. Esta es una disposición de la Ley Federal del Trabajo en el artículo 47 que beneficia al patrón, ya que puede expulsar al trabajador sin mayor responsabilidad ante los órganos rectores. Claro está, el patrón puede perdonar estas faltas y advertir al empleado de que en una próxima prescindirá de sus servicios.

Cabe destacar varios aspectos que engloba la ley en este particular. En primer lugar, las faltas deben ocurrir en un período de 30 días, por lo que no se cuentan en un mes. Las faltas se empiezan a contar desde el primer día de inasistencia y, si en 30 días naturales ocurren dos fallas más, el patrón puede tomar medidas de despido sin mayores consecuencias.

Por otra parte, en la mayoría de las empresas los faltantes se tramitan 3 días antes y se solicitan por escritos. Sin embargo, hay ocasiones donde se puede evaluar la falta, por ejemplo, en caso de enfermedad donde no se pudo avisar al empleador del estado de salud. Lo ideal es acudir al médico y solicitar un justificativo, de esta manera se evita el riesgo de ser despedido.

Finiquito por despido

Es importante resaltar que en estos casos, ante despido por faltas, el trabajador cuenta con el derecho de recibir un finiquito por los pagos pendientes. La empresa debe proporcionar algunos de los beneficios que se aportan en caso de liquidación. Por lo general, tienes derecho a:

  • Aguinaldo: Este es un beneficio que corresponde a 15 días de trabajo y el cálculo se realiza de forma proporcional a la fecha. Por ejemplo, este es un beneficio que se otorga en diciembre, si el despido se hace en octubre, se calcula hasta ese mes.
  • Pago de vacaciones: Es un equivalente a 6 días al año al cual se le suma 2 por cada año de servicio hasta llegar a 12. A este valor, se le suma un equivalente del 25% por prima vacacional.
  • Se incluyen todos los días y salarios adeudados hasta el momento del despido.
  • La prima por antigüedad equivale a 12 días de trabajo por cada año de servicio. La suma de este monto puede variar según el salario devengado, pues se hace el cálculo sobre el salario mínimo.

Aspectos a tener en cuenta en los despidos justificados

Aspectos a tener en cuenta en el despido por faltas

Muchos empleadores toman las faltas de los trabajadores como una forma de justificar los despidos. Sin embargo, la ley también cuenta con normas que los mantiene protegidos ante lo que se puede considerar un abuso. Por ello, ambas partes deben tener en cuenta:

  • Ante la inasistencia del trabajador, es importante que se le comunique a la junta de conciliación para que le haga una advertencia por escrito. Además, se debe evaluar si es una falta grave o solo se puede aplicar una medida disciplinaria.
  • La empresa debe analizar en profundidad la decisión debido a que puede traer problemas en el futuro. Es necesario escuchar al trabajador y aclarar por qué ha faltado de forma injustificada.
  • Si el trabajador considera que se le despidió de manera injustificada, puede acudir a los organismos rectores para solicitar la reincorporación. Si no se comprueba la falta del patrón, no hay posibilidad de volver a trabajar en la misma empresa.
  • Los trabajadores no deben ver las faltas como algo sin importancia. Toda acción tiene una consecuencia, por ello, se recomienda justificar las inasistencias en la brevedad posible.

En resumen, los despidos por faltas ocurren cuando el empleado no asiste tres veces al trabajo en un lapso de 30 días. Aunque es posible que el patrón perdone este tipo de acciones, si decide emitir una orden de despido, esto no supondrá responsabilidades legales.