Despido por faltas | Qué es y qué implica

La Ley Federal del Trabajo tiene como finalidad proteger a los empleados de abusos y explotaciones por parte de los patrones. Sin embargo, también cuenta con cláusulas y normas que protegen al empleador del abuso de confianza que pueden tener algunos trabajadores. En este post, conoce el despido por faltas y descubre qué significa, pues es una de las causas de destitución más común en casi todo el mundo.

¿Qué es el despido por faltas?

Me pueden despedir por faltar tres días al trabajo

Se conoce como despido por faltas a aquel tipo de destitución del empleo que se produce al llegar a tres inasistencias en un período de 30 días. Esta es una disposición de la Ley Federal del Trabajo en el artículo 47 que beneficia al patrón, ya que puede expulsar al trabajador sin mayor responsabilidad ante los órganos rectores. Claro está, el patrón puede perdonar estas faltas y advertir al empleado de que en una próxima prescindirá de sus servicios.

Cabe destacar varios aspectos que engloba la ley en este particular. En primer lugar, las faltas deben ocurrir en un período de 30 días, por lo que no se cuentan en un mes. Las faltas se empiezan a contar desde el primer día de inasistencia y, si en 30 días naturales ocurren dos fallas más, el patrón puede tomar medidas de despido sin mayores consecuencias.

Por otra parte, en la mayoría de las empresas los faltantes se tramitan 3 días antes y se solicitan por escritos. Sin embargo, hay ocasiones donde se puede evaluar la falta, por ejemplo, en caso de enfermedad donde no se pudo avisar al empleador del estado de salud. Lo ideal es acudir al médico y solicitar un justificativo, de esta manera se evita el riesgo de ser despedido.

Finiquito por despido

Es importante resaltar que en estos casos, ante despido por faltas, el trabajador cuenta con el derecho de recibir un finiquito por los pagos pendientes. La empresa debe proporcionar algunos de los beneficios que se aportan en caso de liquidación. Por lo general, tienes derecho a:

  • Aguinaldo: Este es un beneficio que corresponde a 15 días de trabajo y el cálculo se realiza de forma proporcional a la fecha. Por ejemplo, este es un beneficio que se otorga en diciembre, si el despido se hace en octubre, se calcula hasta ese mes.
  • Pago de vacaciones: Es un equivalente a 6 días al año al cual se le suma 2 por cada año de servicio hasta llegar a 12. A este valor, se le suma un equivalente del 25% por prima vacacional.
  • Se incluyen todos los días y salarios adeudados hasta el momento del despido.
  • La prima por antigüedad equivale a 12 días de trabajo por cada año de servicio. La suma de este monto puede variar según el salario devengado, pues se hace el cálculo sobre el salario mínimo.

Aspectos a tener en cuenta en los despidos justificados

Aspectos a tener en cuenta en el despido por faltas

Muchos empleadores toman las faltas de los trabajadores como una forma de justificar los despidos. Sin embargo, la ley también cuenta con normas que los mantiene protegidos ante lo que se puede considerar un abuso. Por ello, ambas partes deben tener en cuenta:

  • Ante la inasistencia del trabajador, es importante que se le comunique a la junta de conciliación para que le haga una advertencia por escrito. Además, se debe evaluar si es una falta grave o solo se puede aplicar una medida disciplinaria.
  • La empresa debe analizar en profundidad la decisión debido a que puede traer problemas en el futuro. Es necesario escuchar al trabajador y aclarar por qué ha faltado de forma injustificada.
  • Si el trabajador considera que se le despidió de manera injustificada, puede acudir a los organismos rectores para solicitar la reincorporación. Si no se comprueba la falta del patrón, no hay posibilidad de volver a trabajar en la misma empresa.
  • Los trabajadores no deben ver las faltas como algo sin importancia. Toda acción tiene una consecuencia, por ello, se recomienda justificar las inasistencias en la brevedad posible.

En resumen, los despidos por faltas ocurren cuando el empleado no asiste tres veces al trabajo en un lapso de 30 días. Aunque es posible que el patrón perdone este tipo de acciones, si decide emitir una orden de despido, esto no supondrá responsabilidades legales.

Deja un comentario