Finiquito por defunción | Qué es y cómo se calcula

Una de las razones por la que puede ocurrir el cese de una relación laboral es la muerte del trabajador. En este caso se generan una serie de obligaciones para el empleador, quien debe pagar a los familiares los beneficios que le correspondían a la víctima por la prestación de sus servicios. A continuación, conoce qué es un finiquito por defunción, los deberes patronales y cómo se calculan.

¿Qué es un finiquito por defunción?

Cómo es el finiquito por defunción

Un finiquito por defunción es la acción de finiquitar una relación laboral, en términos de beneficios, por la muerte del trabajador. Se trata de una indemnización que reciben los familiares de la víctima por este haber prestado servicios durante cierto tiempo. La forma en cómo se tramita este derecho depende de las causas del suceso, si es un accidente laboral o por una causa externa a la empresa.

En caso de accidentes laborales, si el trabajador está debidamente inscrito en el Instituto Mexicano de la Seguridad Social (IMSS), este lo releva de los pagos y responsabilidades causadas por la muerte. Si el trabajador no se encontraba registrado, la empresa debe hacerse cargo de este beneficio.

Deberes de los patrones ante la muerte de un trabajador

Ante la muerte de un colaborador, las obligaciones que se deben gestionar son diversas. Independientemente del tipo de muerte que haya tenido, es importante informar al IMSS del fallecimiento del empleado en un lapso no superior a los 5 días. De esta manera, se puede gestionar la siguiente tramitación:

  • Si el trabajador se encontraba registrado en el Seguro Social, este se encarga de emitir un beneficio correspondiente a dos meses de salario para gastos funerales. Asimismo, se le brinda asistencia a los familiares que lo requieran, por ejemplo, la viuda.
  • Ayudar a la seguridad social a gestionar el tipo de pensión que corresponde, sea por viudez, orfandad o ascendencia. Los montos pueden variar en función de la muerte del trabajador, si es por accidente laboral o por motivos ajenos al entorno de trabajo.
  • Si el trabajador no se encontraba inscrito en el IMSS, el empleador debe cubrir dos meses de salario para gastos funerarios y una indemnización equivalente a 5.000 días trabajados según lo previsto en la Ley Federal del Trabajo.
  • Además, se debe realizar el cálculo del finiquito donde se incluye vacaciones, días trabajados y no cancelados, prima por antigüedad y otros beneficios pendientes.
  • Para evitar los inconvenientes relacionados con los pagos, todos los beneficios se deben tramitar a través de la JCA o Junta de Conciliación y Arbitraje. Los familiares y beneficiarios cuentan con un año, posterior a la muerte, para comunicarse e iniciar el procedimiento respectivo.

Cómo calcular el finiquito

Cómo calcular el finiquito por defunción

Además de todos los beneficios extras que se deben tramitar al fallecer un familiar, es importante solicitar el finiquito por defunción. Este contempla todos los derechos que el trabajador obtuvo hasta el momento de la muerte, por lo que se incluyen:

  • Cancelación de todos los días laborados y que no han sido pagados hasta el momento de la defunción.
  • Los días de aguinaldo correspondientes, la cual se obtiene dividiendo los 15 días reglamentarios entre 365 días del año. Ahora, los días trabajados hasta la actualidad se multiplican por el resultado anterior y luego por el salario diario.
  • En el caso de las vacaciones, se divide los 6 días reglamentarios entre los 365 días del año. El resultado se multiplica por los días trabajados hasta el momento del fallecimiento. A este valor se le suma un 25% por pago de prima vacacional.
  • Se debe incluir en el finiquito por defunción una prima por antigüedad, el pago de 12 días de trabajo por cada año de servicio. Para su cálculo, se divide el sueldo mensual entre los 20 días laborables del mes, el resultado se multiplica por 12 y el producto por los años trabajados.

Cabe destacar que todos los beneficios pueden variar según el tipo de muerte que haya sufrido la víctima y el sueldo que devengaba. En todo caso, se debe mostrar constancia de los recibos de nómina, los años trabajados y todo lo referente a un cálculo de finiquito tradicional.

En conclusión, el finiquito por defunción es un tipo de beneficio que reciben los familiares por la colaboración de la víctima con la empresa durante un tiempo determinado. Es un derecho registrado en la ley que se debe respetar.

Deja un comentario